IMPORTANCIA DE LA HIDRATACIÓN

Las altas temperaturas o el desgaste físico excesivo sin la debida hidratación pueden ocasionar ciertas fallas en el funcionamiento del cuerpo, por lo que conocer previamente sobre cómo debe funcionar nuestro organismo es un gran paso para reconocer si algo anda mal.


Cuando la deshidratación aumenta en el organismo y a esta no se le presta la atención suficiente es probable que se produzca un golpe de calor, el cual a través de distintos niveles puede empeorar de forma grave y provocar fallos muy importantes en nuestros distintos sistemas. Si bien la deshidratación es algo que rápidamente se puede convertir en una situación peligrosa, también es algo que se puede prevenir de una manera efectiva al estar hidratados constantemente, bebiendo agua y evitando practicar esfuerzos físicos demandantes cuando la temperatura es la más cálida del día. Todo esto con la intención de combatir los efectos del golpe de calor.

png

  • Temperatura superior a los 30º
  • Sed intensa y sensación de sequedad en labios.
  • Sensación de calor extrema y sofocante

png

  • Ganas de orinar disminuidas, casi inexistentes.
  • Arritmias cardíacas.
  • Mareos, sensación de nausea.
  • Dolor de cabeza
  • Agotamiento muscular

png

  • Confusión.
  • Vómito y sensación constante de nauseas.
  • Desorientación.
  • Pérdida de conciencia.
  • Convulsiones.
  • Desmayo.
  • Posible estado de coma