¿CÓMO IDENTIFICAR SI ESTÁS PRACTICANDO UNA ACTIVIDAD FÍSICA INTENSA?

La actividad física intensa asociada a ejercicio tiene múltiples beneficios para la salud y el rendimiento de quienes vienen practicándolas constantemente, pero deben evitarse si hay alguna condición médica que impida que se practiquen; siempre es importante consultarlo con un médico. A causa de su práctica es posible que se presente una deshidratación, es decir una pérdida considerable de líquidos que se deben reponer con soluciones que repongan tanto los líquidos como los electrolitos perdidos para evitar complicaciones en la salud. Pero entonces, ¿cómo saber si se está practicando una actividad física intensa o no para tomar las medidas necesarias? En realidad, la intensidad es diferente en cada caso particular, pues esto dependerá del esfuerzo que le cueste realizarla a cada persona y estará relacionado con la condición física de cada quién y las condiciones ambientales en que se realice la actividad.

 

Pueden presentarse actividades moderadas con esfuerzos bajos, que identificarás si aceleran un poco la frecuencia cardiaca, o actividades intensas que requerirán un gran esfuerzo, que generarán respiraciones rápidas con aumentos más significativos del ritmo cardiaco.

Aunque cada caso es particular, hay actividades que generalmente requieren más esfuerzo que otras, aquí encontrarás algunos ejemplos.